jueves, 31 de mayo de 2012

Burn it down


La verdad es que esto de estar de encierro estudiantil tiene más telamen aún cuando tu habitación es un horno. Así que he vuelto a la situación del año pasado por estas fechas: estudio desde temprano con las ventanas de par en par, el cerebro derretido por completo, la mesa invadida por un despiporre de apuntes y un auténtico Woodstock musical para rematarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario