jueves, 23 de agosto de 2012

Blow away


Hoy he sufrido uno de mis proverbiales bucles de risa infinita (es fácil contagiarme la risa, y a veces me la contagio yo misma, dando lugar a dicho bucle). Todo ello por uno de esos cortes sin sentido de Padre de familia en el que Peter era guardia de seguridad de George Harrison.

No hay comentarios:

Publicar un comentario