jueves, 30 de agosto de 2012

Mis últimos temas recurrentes y un descubrimiento bien majo

Antes de nada: llevo varios días intentando publicar pero Blogger no me deja poner vídeos ¿Alguien sabe a qué podría deberse o qué hacer?

Pues por este motivo, aquí va una entrada solo de texto.

Mis obsesiones musicales:

Sí, llevo más de una semana con estas canciones metidas en lo más profundo de mi cabez(ot)a, las dos primeras por estudiar con Stadium Arcadium y Let it be y la última porque la oí una vez sin previa intención y es de las cosas más pegadizas que he escuchado. Las canturreo de forma obsesiva, pero lo bueno es que al ser varias, tengo para irlas alternando y no aburrirme. Y son...

-Hard to concentrate, de los Red Hot Chili Peppers: genial, pegadiza en extremo y con una letra increíble. A mí, personalmente, me sale una sonrisa de orejota a orejota con el
Do yo want me to show up for duty and
Serve this woman and honor her beauty and 

Finally you have found something perfect and
Finally you have found... yourself

- Two of us, de The Beatles: preciosa, espeluznante y bastante melancólica, con una armonía perfecta entre Lennon y McCartney.

- You can call me Al, de Paul Simon: optimismo en estado puro, la voz angelical de Paul Simon, un videoclip cachondísimo con él y Chevy Chase marcándose un baile de mierda (vedlo YA, en serio), un tin whistle como el que tengo yo y un momento de bajo bruuuuuuuuutal. Como bonus, imaginadme haciendo ejercicios de química orgánica, espectros más concretamente, mientras la bailaba (y lo inquietante es que me salieron bien).

El descubrimiento majoncio:

También, en mis ratos de vagar sin rumbo por Youtube, he descubierto cosillas (cosillas harto interesantes) de John Frusciante, pero el detalle lo dejamos para cuando pueda poner vídeos y hoy solo diré que Murderers me dejó la carne de gallina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario