miércoles, 22 de agosto de 2012

Yo y mis pintejas


Pues sí, esta tarde mis pintejas han sido curiosas. La cuestión es que he ido a ver a Fernando y Alfredo (no es por que sean primos míos, pero molan muuuuuuucho). Y esta mañana me había pedido mi tía que llevase la guitarra, así que con la guitarra a cuestas que me iba. Ahora, imaginadme a mí, un mico de metro y medio y unos cuarenta kilos, con el mamotreto a cuestas. De momento, unas seis o siete personas sin conexión alguna han comparado el aspecto del conjunto con el de... ¡Una tortuga!




Pero para mejorar la cosa, minutos antes de salir, me disponía a plancharme el pelo. ¿Y qué pasó? Pues que se me desintegró la plancha. Vaya, que se partió un plástico, cayó una placa para un lado y la otra para el otro, todo ello en caliente. Para hacernos a la idea, mi pelo sin planchar, con el corte que llevo ahora, se parece bastante al de Lennon en este vídeo, solo que yo no tengo tanta habilidad para poner trollface y además, al no ser un icono hippie, no puedo permitírmelo. 




Bueno, hubo final feliz porque conseguí hacerme una coleta más mal que bien y salí con un aspecto bastante presentable. Y esto ha sido todo por hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario