lunes, 22 de octubre de 2012

Being for the benefit of Mr. Kite

Esta entrada que comenté va con un día de retraso, pero es por una buena causa: estaba esperando que la señorita Losada, fotógrafa cuasi oficial de este blog, me mandase las fotos.

Este domingo me pasé con la susodicha mujera por el centro comercial Gran Vía de Hortaleza, a ver una exposición con chorrás de The Beatles y un concierto de Los Brandys, un grupo tributo.

La exposición, desde luego, estuvo curiosa, y a mí me hacen mucha ilusión esas cosillas. Había varias vitrinas con curiosidades, entradas, figuritas y chorrás varias, dispuestas en orden cronológico. Una vez más, demostré lo refriki que puedo ser...

En cuanto al concierto, fue una pena, porque al poco de empezar hubo problemas técnicos y tuvieron que pararlo. Según me han comentado hoy informadores secretos y fidedignos (muajajajajá), lo arreglaron y pudieron tocar a las cuatro, pero a esas horas yo estaba inmersa en mis labores de farmacéutica en ciernes. Aun así, lo compensamos con un continuo flujo de infamidades e idas de olla.

Algún día...


El mar de agujeros

Mi disco favorito

Maxibufanda para cuatro y gorra, el conjunto de moda

Ooooooh, Jeremy Hillary Boob Ph D

Aunque lo parezca por el entorno y mi jeto, juro que no estoy drogada
Un momento muy simpático fue que cuando estábamos viendo si se arreglaba el sonido, se nos acercó así por las buenas una niña y nos dio un anuncio de la exposición que estaba impreso como para parecer un ticket para el espectáculo que se cuenta en esta canción:


Y hasta aquí hemos llegado hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario