jueves, 6 de diciembre de 2012

The Black Keys en el Palacio de Deportes (28-11-2012)

Como ya comentaba ayer, el día 28 estuve en el concierto de The Black Keys. 
Para empezar, lo más divertido de todo es que teniendo entradas compradas desde primavera o así, a un mes del concierto me plantan un examen el día después. Por suerte, mis acompañantes comprendieron la situación y me perdonaron quedarme estudiando hasta última hora mientras ellos guardaban cola (¡Gracias, gracias, gracias!). 
Llegué corriendo desbocada unos pocos minutos antes de la apertura de puertas, y conseguimos colocarnos en un sitio bien majete, centrado y no en primera fila, pero casi.
Como teloneros, actuaron The Maccabees. Aunque solo me sonaba su nombre, en algún momento me informaré más en detalle, porque sonaron interesantes.
...
Espera
...
Más espera
...
Larga espera
...
¿Nos da tiempo a ir al baño?
...
Nah, que empezará pronto y perdemos el sitio
...
Más espera
...
Y por fin

¡The Black Keys!
La espera mereció la pena. En directo suenan la mar de bien y yo salté, canté y me desgañité. Como de costumbre, saqué partido a mi tamaño para colarme por los recovecos más inverosímiles y a cuatro canciones del final me planté en primera fila en frente del batería. 

Y luego a corriendo a casita, a seguir estudiando microbiología.



Aquí podéis verme en el concierto, con un acompañante muy especial: Amebillo. Estuvo a punto de ser lanzado al batería, pero se le quiere demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario