lunes, 17 de junio de 2013

Everybody's trying to be my baby (y mi modo Sheldon Cooper)


Y de nuevo ha llegado una de estas entradas con... tatatachán-tachán momento confesión. 
Confesión: hay una parte de mí ligeramente obsesivo-compulsiva tipo Sheldon Cooper que necesita que las cosas queden bien atadas.Por ejemplo, si empiezas una frase, tienes que acabarla; o si me empiezas a contar algo, tengo que enterarme de absolutamente todo hasta el final. 
Con eso de que las frases sin acabar me ponen muy nerviosa, muchas veces soy yo la que acaba completándolas. Un ejemplo de ello es esta canción, en la que hay momentos en los que se hace una pequeña pausa en mitad de la frase. Pausa en la que yo siento la imperiosa necesidad de completar la frase ¡¡¡¡YA!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario