martes, 24 de septiembre de 2013

¡Adiós, Oscuro Pasajero! (¡¡¡OJOSPOILERS!!!)


Ayer nos despedimos de Dexter Morgan, nuestro serial killer favorito, de una forma francamente decepcionante. La serie en sí me gusta mucho, pero las dos últimas temporadas... apuuuuuuuf. En fin, que voy a aprovechar la ocasión para dar mis opiniones de la serie en general.

¡¡¡¡¡OJOSPOILERS!!!!!

Empecé a ver Dexter cuando se estrenó en España. Me enganchó desde un principio y vi las dos primeras temporadas, pero cuando intenté ver la tercera, empezaron a emitirla a horas intempestivas y la acabé dejando. Ahora, hagamos un salto temporal a enero de este año, cuando después de los exámenes retomé la serie (¡gracias, Álvaro y Julia!) y vi la tercera temporada. Y a lo largo del verano, avancé hasta ponerme al día para los tres últimos capítulos.

El opening de por sí, para empezar, es una auténtica obra de arte. Mirad, mirad. Aaaaains, si es que da gusto.


A partir de aquí empiezo a decir cosas de la serie en más profundidad, así que lo dicho, ¡¡¡¡OJOSPOILERS!!!!, el que avisa no es Greyjoy y tampoco traidor, si leéis esto y os jorobáis la serie, no vengáis llorando. 

Mis temporadas favoritas son la 4 y la 2, y si tuviera que ordenarlas todas, quedaría algo así como:
1, 2, 4 >>>> 6 >> 3, 5 >>>>>>>>>> 7, 8

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es el supervillano al que se acaba enfrentando Dexter en cada temporada, y si hago mi ranking de ellos, coincide bastante con el de temporadas, siendo este el orden:
- Ice Truck Killer (temporada 1, la otra cara de lo que podría haber sido dexter), Lila (temporada 2, más que por su papel como "supervillano" por su relación con Dexter) y Trinity Killer (temporada 4, grandísimo John Lithgow, increíble, mi favorito de todos).
- Doomsday Killer (temporada 6, mención de honor también para un enorme Colin Hanks)
- La Panda de los Barriles ([lo siento, no se me ocurre otro nombre :p ] temporada 5, me resultan bastante meh), Isaak Sirko y la Hermandad Koshka (temporada 7, los mafiosetes en general me resultan meh, pero Sirko se hace querer) y Brain Surgeon (temporada 8, otro que acaba sin alcanzar su potencial, aunque la interpretación por parte de Darri Ingolfsson es de sobresaliente). Todos ellos tienen bastante potencial, especialmente los dos últimos, pero por cuestiones del guión acaban quedándose muy por debajo.
- Miguel Prado (temporada 3, me pareció bastante absurdo, simplemente).
- Hannah McKay (temporada 7, el motivo por el que la serie se fue a pique y punto).

Y otro factor decisivo en esta serie son las season finales. Los capítulos en general suelen acabar bastante bien y dejándote con muchas ganas del siguiente, pero la mayoría de season finales son... son... uuuuuuuuuf. De quedarme callada en modo no-me-lo-puedo-de-creer un buen rato y después solo poder decir "Are you fuckin' kidding me?" Especialmente, las de las temporadas 1, 2, 4, 6 y 7, y si me tengo que quedar con una en concreto, la de la temporada 4. Y volvemos a observar que están de nuevo mis temporadas favoritas. De hecho, el final de la temporada 4 es mi momento favorito y punto. La música, la transición, el momento de darse cuenta, el parece que todo es perfecto y entonces ¡ZASCA!... Es todo muy perfecto. Aaaaaains, pena de temporadas 7 y 8. Y un poquito por detrás, el final de la temporada 2, otro momento de cuasi perfección y ¡ZASCA! A serial killer's gotta do what a serial killer's gotta do.

En cuanto a personajes, tenemos a los amados...
-Dexter (temporadas 1-6): me encanta como pasa de ser un tipo sin capacidad de sentimientos a empezar a tenerlos y a intentar compaginar su vida nocturna de serial killer con su familia.
- Deb: la mejor de toda la serie y punto, con la mayor habilidad conocida para la blasfemia, la peor habilidad para escoger pareja y extra-cool cuando es teniente con su blazer y sus gafas de aviador. Odio enorme hacia su final. Go team Deb!
- Batista: el policía más entrañable y majoncio de todo Miami y probablemente del mundo mundial, he dicho.
- Masuka:  el compañero rarito, extra-infame y pervertido que mejora cualquier lugar de trabajo.
- Lundy: ese tío molaba extremadamente, mucho.
- Ice Truck Killer, Lila, Trinity Killer y Doomsday Killer, sobre todo Trinity Killer: como dije antes, los malos malosos que son el contrapunto perfecto para Dex y hacen de sus temporadas aunténticas joyitas.

Y también tenemos a los odiados...
- Laguerta y Doakes: tienen toda la razón del mundo, pero no se hacen querer en absoluto. Laguerta es totalmente abofeteable, y a Doakes le salvo un poco más por dejarnos esa gran frase de "Surprise, motherfucker!"
- Rita: no hace nada especialmente malo, pero es que solo sabe quejarse de Dexter y montarle un drama por todo, me resulta muy irritante.
- Miguel Prado: su evolución, sinceramente, para mí no tuvo ni pies ni cabeza, aunque a mucha gente le encantó como super-villano de la temporada 3.
- Hannah McKay: lo que dije arriba, el motivo de que la serie se fuera a pique y Dexter dejara de ser Dexter, aunque admito que el odio viene más por lo que supone para Dexter que por ella en sí.
- Dexter (temporadas 7-8): Detxer era un serial killer frío y calculador que molaba, pero entonces llegó Hannah y pasó a ser un perrito faldero de la susodicha carente de todo sentido común.


Y con una recopilación de los grandes momentos, cierro entrada. Recordemos la serie por estos grandes momentos y no por el bluff que han sido las dos últimas temporadas. Por enésima vez, ¡¡¡OJOSPOILERS!!!, que luego la gente se queja.













Goodbye... Dexter Morgan



No hay comentarios:

Publicar un comentario