lunes, 24 de marzo de 2014

Up to Heaven


(8) Oooooooye, mi cuerrrrrrpo pide gaita / y con ritmos folkies / vamos a bailarrrrrrrr (8)



Esteeeeeee... que decía que el viernes pasado estuve de concierto. Street Wings presentaban disco en la sala Lemon y ahí que me fui de cabeza. 


Para empezar, la llegada fue algo accidentada. Había quedado con la señorita Losada en la estación de metro de Santiago Bernabéu, y como parece ser que tengo la negra con esa estación, acabamos en salidas distintas y tardamos cosa de diez minutos en  encontrarnos. Una vez que lo conseguimos, teníamos que llegar a la susodicha sala, en la Avenida de Brasil. Digamos que la zona es un tanto confusa y mi orientación, pésima, así que la cosa nos llevó unos veinte minutos de los que gran parte consistieron en andar en círculos.

Pero bueno, la cosa es que llegamos sanas, salvas y enteras. Pasaban 20 minutos de la hora de comienzo, pero llegamos justo cuando estaban terminando los teloneros, un grupo de cuyo nombre no me enteré pero que hacían versiones requetemajas de temas de rock clásico.

Y por fin, Street Wings. Vaya, lo que viene siendo buen rollo, música de la mejorcita y una mezcla de estilos y unos aires folkies de esos que le enamoran a uno el alma. Y después de un concierto espectacular lleno de temazos y con unos cuantos pogos de a dos, corrí a comprar el disco aprovechando que estaba baratuco.


Yeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeah!

Buenobuenobueno, comento cosillas que me han gustado especialmente:

-The right night:
¿Soy yo o el principio de esta canción recuerda a Viva la vida de Coldplay? En cualquier caso, mola mil como forma de abrir el disco, es un comienzo bien potente.


-Al final del camino:
¡Bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen! Este es un tema que había oído varias veces, es de mis favoritos y me preguntaba por qué leches no estaba en Synchronized (su anterior disco). Pues hale, aquí lo tengo.

-Up to Heaven:
Este es el tema que da nombre al disco. De aquí destaco el whistle y la batería del principio, la transición al estribillo con uno de esos cambios de ritmo que me encantan y el estribillo en modo coro - enorme - de - la- muerte al final.

-Ghost city:
Aquí los aires celtunos se dejan notar a lo bestia, lo cual es bieeeeeeen. Y además me recuerda un poquillo a Busindre Reel de Hevia.

-Unharmed:
Hum. Lo que son las estrofas en sí, me resultan algo sosillas si las comparamos con el resto de lo que hay en el disco, peeeeeeeero todo lo demás me gusta bastante, y el final directamente es para poner los pelos de punta.

-Happy sunday:
Una de esas instrumentales que tiene este grupo que son de lo más disfrutables. Abre con un bajo que es la leche, el violín y el whistle brillan especialmente y al final la guitarra y la batería meten caña y ¡KANTELE! :p

Aprovecho para decir desde aquí: ¡Feliz domingo en lunes, Manu!

-Cold day:
Lo que más me gusta de esta canción es la transición al estribillo y la forma en la que la batería define totalmente el ritmo de esa parte.


-Ihana:
Aires folkies que me recuerdan un montón a Brid og ni mhaille.

-Black Snow:
¡Gaita power! Y no hace falta que diga más. Bueno, sí, que soy tan frikoncia que el hecho de que el título me haga pensar en Jon Snow de ASOIAF le hace ganar más puntos aún. Y obviamente eso es lo que le da calidad al disco entero. (Os recuerdo que cuando hablo de música, lo hago con total seriedad y conocimiento del tema. Soy una autoridad al respecto y todo lo que diga va a misa, ya sabéis).

-When the town was blacked out:
Y acabamos el disco con un tema más suave y... ¡MEGACORO CON UP TO HEAVEN Y UNA BATERÍA DE LA LESHE!

Diosssssssss, qué ganas tengo de aprender a tocar el whistle (lo tengo pendiente desde hace tiempo). Bueno, realmente me llama más la gaita, pero tengo asumido que con solo mencionarla me echan de casa de una patada en el culo.

Y con esto me despido hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario