miércoles, 14 de mayo de 2014

Mr. White, usted antes molaba


AVISO: en esta entrada voy a soltar un chorreo exaltado sobre Breaking Bad, si no habéis visto hasta el 5x10, no sigáis leyendo, OJOSPOILERS, que quien avisa no es Frey.


RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH! 
Maldita serie, llevo enviciada en plan horrible desde el capítulo 10 de la cuarta temporada, no hacen más que soltarme ¡ZASCAS! continuamente, y además lo hacen al final de los capítulos. Y encima llevo toda la quinta temporada viéndola indignada. Indignada con Walter. Y gritando a la pantalla. Porque cuando acaba la cuarta, le consideras el p**o amo y te encanta y estás totalmente de su parte (excepto por lo de Brock, pero en ese momento, lo cierto es que el niño te importa un comino y de hecho, te parece que le hace más grande y todo). Y entonces llega la quinta temporada. Walter en la cima. Se le va la pinza muchísimo, se cree Tony Montana y lo cierto es que no llega ni a Fredo Corleone. Y la lía continuamente jorobando a todos los que están a su alrededor (como ya le avisa Mike, ains, Mike, Mike, Mike...). Y ya estoy en el punto en el que le ha pillado Hank y esto viene siendo un Walter y Skyler vs. Hank y Marie. Y yo estoy de parte de los últimos, y me joroba porque conozco mi gafe (¿Que me cae bien un personaje de algo? Muerto. No falla) y me huelo por ello que la cosa acabará mal para ellos. En fin, previsiblemente me acabaré la temporada y la serie este fin de semana, así que voy buscándome un desfibrilador. ¡Aúpa, Team Schrader! (Y que viva el morao :p )



No hay comentarios:

Publicar un comentario