domingo, 6 de diciembre de 2015

Morrigan


Hoy voy a terminar el Assassin's Creed Rogue (juegazo, juegazo, juegazo muy infravalorado). Además de ser un gran juego de por sí, tiene el plus de que te deja ver la otra cara de la moneda en esta saga, los Templarios, y eso me ha acabado siendo muy curioso. Para la ocasión, dejo por aquí este pedazo de tema de la BSO, dedicado a mi barco favorito en la saga.

May the father of understanding guide us all. Amos, que hasta mañana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario