domingo, 14 de mayo de 2017

Alien, Aliens, Alien al cubo, Alien revenido, Prometeo y el fuego y la Reina Alien en bicicleta (vol 2)

Pues el otro día empecé la serie de la saga Alien hablando de la primera película, y aquí que voy ahora con la segunda (mi favorita personal, aunque la primera no le va muy por detrás, están muy pegaditas). Como siempre, aviso por aquí la posibilidad de spoilers, así que luego no quiero quejas.






*Espacio estándar para evitar spoilers*







Y aquí vamos ya a meternos en materia.
En Aliens, Ripley, la única superviviente de la Nostromo en Alien, llega a la Tierra (junto con Jonesy el gato). 57 años que se han tirado en hipersueño, ni más ni menos. Y cuando llega, nadie le cree la historia sobre los aliens, y es más, la compañía Weyland-Yutani (para la que trabajaban los tripulantes de la Nostromo, y que habíamos visto que tenía aviesas intenciones respecto a traer al alien) manda colonizar la zona... Hasta que se lía parda y mandan a un equipo de marines y a Ripley a ver qué pasa ahí.
Como ya comenté,  estas películas siguen la fórmula de x(personas) huyendo de los aliens en y(lugar). En este caso, tenemos a los militares, Ripley y a una niña que se encuentran en la colonia, huyendo de los aliens por el complejo que había construido la compañía. Al alien en cuestión ya le conocemos, así que en lugar de enfocarlo desde el suspense, aquí el concepto es más de acción y vemos a las criaturas de forma más explícita. Este enfoque distinto funciona también muy bien y ayuda a que la fórmula no pierda frescura.
Para mí, los dos puntos fuertes de esta película son los personajes (que en mi caso me gustaron algo más que los de Alien) y la tensión que se crea.
En cuanto a los personajes, además de Ripley, que es simplemente Ripley y no hace falta decir más, tenemos a:
- Newt (Carrie Henn): una niña superviviente de la colonia que hace las veces de hija postiza de Ripley y que tiene más sentido común y habilidades de supervivencia que la mitad de los militares.
- Burke (Paul Reiser): un representante de la compañía Weyland-Yutani que parece que es muy majo pero que, sorpresa-sorpresa, es un cabroncete.
- Bishop (Lance Henriksen): un androide que forma parte del equipo y que es tan majo que me cae bien hasta a mí que esos serecillos me suelen inspirar desconfianza.
- Hicks (Michael Biehn):  uno de los militares, concretamente el que es competente y tiene sentido común, que además inspira extra de confianza porque es Kyle Reese... Wait, mezclé sagas.
- Hudson (Bill Paxton): otro miembro del equipo que no para de hacer el memo hasta que aparecen los aliens y cambia la tontería por el pánico, pero hay que quererle porque es Bill Paxton.
- Vasquez (Jenette Goldstein): otra de los militares, que nada más salir del hipersueño se pone a hacer dominadas para que nos quede claro que le arrastran por el suelo cuando anda.
- Y otro puñao de militares a los que llamaremos Pienso para Aliens porque ese es su papel, básicamente.
En cuanto a mi lista de escenas icónicas, me quedo con Bishop haciendo el truco del cuchillo; con el aterrizaje con todos los militares de cachondeo, Hudson haciendo el memo y Hicks echando una cabezadita y Ripley que se está ciscando en quien formase ese equipo; con las oleadas de aliens acercándose en el sensor de movimiento, las torretas quedándose sin munición y la madre, qué tensión, qué tensión, que a mí me da; y el final con Ripley rescatando a Newt, peleándose con la reina alien mano a mano y escapando con Newt, Hicks y Bishop (confesión: yo estaba segura de que Hicks y Bishop palmaban teniendo en cuenta mi historial con los personajes que me caen bien y no metí a Newt en el mismo saco solo porque había visto de pequeña que sobrevivía).


Pues eso, en resumen, muy buena película y muy recomendable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario