viernes, 21 de julio de 2017

Fire in Cairo + review de The Night Manager

Pues hoy voy a hablaros de The Night Manager, una serie bien maja que me vi hace un par de meses y quería comentar, pero como últimamente he estado liada, se me ha ido quedando en el tintero. Yo no había sabido de su existencia hasta ese momento, y en cuanto me enteré de que había una serie de la BBC basada en una novela de John le Carré y con Hugh Laurie, Tom Hiddleston y Olivia Colman, tuve que verla. Ahora que ya os he presentado el concepto a grandes rasgos, antes de meterme en materia, voy a dejar el espacio reglamentario por si los spoilers.





Y como la historia acaba y empieza en un hotel en El Cairo, aprovecho el espacio para dejar la canción de hoy, en este caso, de The Cure.
















Empecemos con la premisa: Jonathan Pine (Tom Hiddleston) descubre información sobre una red internacional de venta de armas en la que está implicado Richard Roper (Hugh Laurie) y es reclutado por los servicios de Inteligencia británicos para infiltrarse en ella en una operación a cargo de Angela Burr (Olivia Colman).

El formato de esta serie es de seis episodios de una hora, de los cuales se usan los dos primeros para introducirnos en la historia y los personajes y los otros cuatro para tratar la operación de infiltración propiamente dicha. En cuanto al guión, salvo por un periodo al principio de la infiltración que se hace algo lento, me ha parecido que presenta bien la historia y mantiene el interés del espectador creando tensión en los momentos adecuados, aspecto en el que para mí destacan especialmente los dos últimos capítulos, lo cual no resulta sorprendente ya que son el acto final. Aunque no he leído gran cosa de la obra de John Le Carré, sé que tiene fama de tener tramas excesivamente complicadas que pueden resultar algo farragosas; me dio esa sensación con El Jardinero Fiel; en libro me resultó algo enrevesado y difícil de comprender mientras que la película, en parte por simplificarlo, me resultó más clara. En este caso, desconozco la novela pero salvo por un par de detalles mínimos no tuve problema ninguno en seguir la trama. Sí que observé algunos pequeños "agujeros", pero los trataré cuando hable de los personajes, ya que están relacionados en su mayoría con el comportamiento de estos.

Vamos ahora con los personajes y las actuaciones que más destacables me resultaron:

  • Jonathan Pine (Tom Hiddleston): ¿Podemos firmar todos para que Tom Hiddleston sea el próximo James Bond? ¿Por favor? Porque me resultó una interesante mezcla de elementos de un Bond a lo Lazenby (mi favorito) y un Bond a lo Craig (básicamente en cierta parte del principio del plan de infiltración). Me gustó el personaje, que resulta muy ingenioso y resolutivo teniendo en cuenta que su misión viene siendo "tú te infiltras y ahí te las apañes". El gran problema que le veo es que en cuanto hay faldas de por medio, el sentido común y la lógica le desaparecen por completo (especialmente en el caso de Jed).
  • Richard Roper (Hugh Laurie): Aquí Hugh Laurie hace del malo malísimo y lo disfruta de lo lindo, lo cual me encanta. Me gusta también cómo está creado el personaje, porque muchas veces le ves siendo majísimo y encantador con la gente de su entorno y hasta se te olvida que es el malo, hasta que dice alguna burrada enorme, se le cruzan los cables o ves las consecuencias de sus negocios con las armas. Entonces lo recuerdas y no te queda duda, vaya que sí. Eso sí, tuve que hacer un esfuerzo para creer que un hombre tan precavido e inteligente aceptara a Jonathan en su organización y le diera tantísima confianza, pero supongo que a malas se puede achacar al agradecimiento por haber salvado a su hijo.
  • Jed (Elizabeth Debicki): La novia de Richard Roper, que cuando descubre a qué se dedica quiere alejarse de todo ello cuanto antes. Este personaje sinceramente me da penita, porque me da la sensación de que podría haber tenido bastante potencial pero me acabó dejando fría. Mi problema con este personaje es que mezcla momentos de ser bastante hábil y tener bastantes recursos (como cuando se inventa lo de que miró ella los papeles y disimula perfectamente o cuando consigue la combinación de la caja fuerte y se la proporciona a Jonathan) con momentos de ser una damisela en apuros atontolinada del todo (con sus ataque de histeria porque sí o poniéndole ojitos cada dos por tres a Jonathan, que además le sigue el rollo por si no se notaba lo suficiente con ella solo) de una forma que me resulta poco coherente.
  • Lance "Corky" Corkoran (Tom Hollander): La mano derecha de Roper, al menos al principio, y el único que con razón no se fía de Jonathan. La verdad es que me acabó dando bastante penita, porque aunque era bastante cabroncete, tenía razón y nadie le escucha. He de añadir también que Tom Hollander consigue interpretar al personaje de forma exagerada (porque es un personaje exagerado) pero sin cruzar la línea de lo excesivo.
  • Angela Burr (Olivia Colman): De nuevo, pido por favor, que le den más papeles chachis a Olivia Colman porque después de verla en Broadchurch y aquí, solamente tengo buenas palabras para ella. Es la que está a cargo de la operación de infiltración, la que acaba salvando el día y la verdad es que entre sus superiores corruptos y el angelito de Jonathan haciendo lo que le sale de la punta del pie, mérito tiene que no se tome un valium y los mande a todos al guano. En resumidas cuentas, la persona competente y con sentido común, porque alguien tenía que serlo.
Por último, diré que la acción se reparte en varias localizaciones, todas ellas mostradas de una forma muy pintoresca (¡Madriiiiiiid! Y también Londres, pero Londres no es tan rara de ver) y la banda sonora acompaña, siendo el conjunto general muy agradable estéticamente.

En conclusión, aunque tiene sus fallos y no se lleva el diez, sí que se lleva desde luego el ocho y algo, siendo para mí una serie recomendable. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario