sábado, 22 de julio de 2017

Supermarine


Ayer fui a ver Dunkirk, y ya contaré más, pero vaya peliculón. Uno de los grandes puntazos que tiene es la banda sonora, que contribuye mucho a crear la tensión de la situación. De nuevo, me quito el sombrero ante Hans Zimmer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario